martes, 13 de mayo de 2014

El Líder se hace no nace "Conferencia de Liderazgo" UMH

 Como una escena sacada de una película de drama, fue el gran  zafarrancho que se vivió en  el salón de sesiones del Congreso Nacional de Honduras, ahí los miembros  del partido Libre  demandan representación en el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

  Pese a que ya se había decidido en sesiones anteriores la adopción de un sistema de seguridad para evitar el ingreso de escoltas y diputados armados en el Legislativo, los simpatizantes de Libre se las ingeniaron para ingresar, dejando a su paso destrucción. Los barandales de vidrio de las gradas en el exterior del hemiciclo se cayeron a pedazos



                                                                      Reacciones



“Estamos dispuestos a luchar. Tenemos el derecho a realizar protestas pacíficas. Nadie mete militares en un Congreso a evacuar diputados. Esto es una dictadura”, dijo el expresidente y ahora diputado Manuel Zelaya.         
El diputado presidente, Mauricio Oliva,  del  CN asumió su responsabilidad y dijo que él ordenó el desalojo de decenas de diputados y seguidores de Libre porque "corría riesgo un montón de gente, y tenían que ser desalojados".
Calificó la protesta como un acto de "sedición contra un poder del Estado". La calificó de penosa y reiteró que "yo di órdenes de que se filmara todo lo que pasó aquí porque sabía que iba a suceder (...) y los que se vean ahí en actos irregulares esta información se le va a pasar al Ministerio Público para que tome las decisiones del caso".
Sobre la falta de democracia legislativa que denuncia Libre comentó que "yo siempre dije que hay canales y reitero que hay canales de diálogo, pero si unos requieren el canal de la confrontación mi primera obligación es vigilar por la integridad física de los diputados que están en este Congreso, así como la de ustedes señores periodistas".

Mientras tanto el Presidente de la República, Juan Orlando Hernández, acoto, “Yo les pido a todos los diputados y se los digo porque yo estuve ahí por varios períodos, e incluso como presidente de ese poder del Estado, que Honduras necesita que nos pongamos a trabajar”, respondió el mandatario.
               
 “Honduras está cambiando, debemos de respetar al ser humano, ya no se puede seguir con el relajo, pero para eso cada quien debe de cumplir con su papel y es lo que espero de los diputados”, apuntó.


La junta directiva del Congreso de Honduras, ordenó una serie de medidas para garantizar la seguridad en el hemiciclo legislativo. El nuevo reglamento ya  entró en vigencia.